¡Hola a todos! ¿Sois bilingües? ¿Crees que ser bilingüe tiene ventajas, o más bien desventajas?  ¿Conocéis a mucha gente bilingüe? Hoy tenemos una actividad sobre las ventajas de ser bilingüe, que, según los expertos, son muchas.

Para empezar, vamos a escuchar este podcast, en la que una chica nos cuenta cómo le ha ayudado ser bilingüe:

 

Actividad 1: Contesta estas preguntas, según lo que hayas oído en el Podcast:

 

Actividad 2: Mira estas ventajas del bilingüismo. Completa las frases haciendo oraciones con sentido:

 

Aquí tienes la transcripción del audio, por si te ayuda: «Una persona bilingüe es una persona capaz de expresarse perfectamente en dos idiomas. Yo soy bilingüe porque hablo inglés y español como una nativa. Mi mamá es mexicana, y mi papá es de Escocia. Se conocieron en Londres, mientras los dos estaban estudiando en la universidad. Mi mamá siempre nos hablaba en español, y mi papá en inglés. Por eso, mis hermanos y yo aprendimos las dos lenguas perfectamente y de un modo muy natural desde el principio, y también adquirimos el acento adecuado para cada lengua. Desde que era niña, me di cuenta de que tenía algunas ventajas con respecto a mis compañeros, que solo dominaban una lengua: podía comunicarme con más personas, encontraba más fácilmente todo lo que necesitaba en el Internet (ya que si una lengua no me daba los resultados que quería, usaba la otra), y además tenía una mentalidad más abierta en lo que respecta a las culturas y formas de vida. También me resultaba más fácil aprender lenguas extranjeras nuevas como francés o italiano, y no tenía que luchar tanto con la gramática como mis compañeros. A la hora de buscar trabajo, también he notado algunas ventajas, ya que la gente prefiere candidatos con varias lenguas. También he oído que el ser bilingüe mejora mucho tu cerebro, y que te ayuda a evitar algunas enfermedades mentales como el Alzhéimer. No sé si es así, pero lo he oído de varias personas. Y realmente estoy muy agradecida a mis papás, por haberme enseñado dos lenguas desde chiquita, y por haberme dado la oportunidad de aprender después otras lenguas extranjeras. Me encantan las lenguas».

 

Actividad 3: ¿Y no tiene desventajas el bilingüismo?

Pues según los mismos bilingües y otras personas, parece que no todo es positivo. Hay algunos inconvenientes del bilingüismo. Aquí puedes leer algunos (tomado de La revista de Babbel):

«De niña le echaba la culpa a mis padres por no haberme educado de manera bilingüe. Estaba muy celosa de mis amigos y compañeros de clase que lo eran. Cuando me hice mayor, me di cuenta de que ser bilingüe no era algo que se podía elegir y que de hecho existían algunas desventajas del bilingüismo. He aquí los terribles avatares de quien tiene la suerte de hablar dos idiomas a nivel nativo:

1. No saben cómo discutir: Una amiga me decía que ella discutía mejor en alemán, pero que su madre le exigía que hablara en inglés. A veces le corregía la pronunciación mientras discutían, ¡y eso le enfadaba aún más! Incluso en algunas ocasiones le gritaba algo con un acento tan marcado que ella no podía entenderla. Siempre perdía en todas las discusiones.

2. Se inventan palabras: Nunca están seguros de qué términos realmente existen en un idioma o en el otro, así que terminan inventándose la mitad de las palabras que salen por sus preciosas bocas bilingües. También traducen literalmente algunas expresiones que, al final, acaban por no tener sentido, como por ejemplo “están lloviendo gatos y perros” (It’s raining cats and dogs).

3. Siempre son extranjeros: Son el perro verde de los grupos; el alemán entre los franceses y el francés entre los alemanes: nunca están en su hábitat natural al cien por cien. También están sujetos a preguntas estereotípicas sobre sus nacionalidades: “Como soy mitad francés, se supone que lo tengo que saber todo sobre la Nouvelle vague, pero no me gusta mucho el cine…”.

4. Les preguntan muchas cosas absurdas

  • “¿En qué idioma piensas?”
  • “¿En qué idioma sueñas?”
  • “¿Alguna vez te confundes y haces el ridículo?”

Siempre parecen una especie de experimento científico: la gente les suele preguntar cómo se dice algo en ambos idiomas solo para comprobar que lo pueden decir. Eso sí, mucha gente les intenta fastidiar alegando que su nivel en ese idioma nunca será tan alto como el de los que solo hablan esa única lengua.

5. Cuando hay alguna competición internacional, no saben a qué equipo animar: En cuanto se acercan los JJ. OO. o el mundial de fútbol, los bilingües se echan a temblar. “¡Oh no! ¡Ahora tengo que decidirme por un país!”. Sus amigos y familiares les presionan hasta que ellos, inteligentemente, deciden animar al equipo más fuerte. Mejor que sufrir, ¿no?»

Y tú, ¿Qué piensas? Vamos a hacer un debate: Bilingüismo vs No bilingüismo, tomando todos los puntos a favor (del podcast y los que tú pienses), y en contra (del texto anterior). No olvides que ser bilingüe no es aprender una segunda lengua a cualquier edad, sino hablar desde niño, dos lenguas como un nativo de ambas. 

 


Esperamos que esta actividad sobre las ventajas de ser bilingüe, te haya  gustado y que hayas aprendido algo nuevo. Aquí tienes más actividades practicar  las destrezas orales y escritas del nivel B1 de español.

¡Hasta la vista, y muchas gracias por visitar nuestro blog! 😊 Si tienes sugerencias o peticiones de algún contenido, no dudes en decirnos. Si quieres aprender español en clases presenciales o en línea de forma estructurada, y conseguir un certificado de prestigio internacional, puedes registrarte en uno de nuestros cursos en Hispanic Horizons.

 

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat